NÚMERO DE VISITAS

jueves, 27 de septiembre de 2012

EL JUICIO DE DIOS

Generación Kindle.
Bajo esta denominación alguien ha decidido ir uniendo a aquellos autores que publican ebooks en Amazon, artistas de la escritura aparentemente desahuciados del totalitario sistema editorial que, no obstante, han dado un ejemplo de imaginación, valor y tenacidad ciertamente envidiable.
No sé si también pueden sentirse parte de este grupo de seres audaces quienes han comenzado a utilizar el lector de libros electrónicos de dicho nombre, aparcando momentáneamente el placer de sentir un libro de papel en las manos, con su peculiar tacto y aroma. Si es así, entonces yo también lo soy.
Pero me siento parte de la Generación Kindle porque antes que lector de libros electrónicos fui autor desahuciado. Sé perfectamente qué es lo que se siente cuando, ilusionado al máximo, crees que con lo que llevas bajo el brazo las editoriales caerán rendidas a tus pies. En mi caso, ni siquiera esperaba que publicasen mi novela; gasté un dineral en hacerlo yo mismo. Pensé, ingenuo de mí, que teniendo un libro físico “tan bueno” en las manos sería coser y cantar. Solo había que convencer a alguna distribuidora… ¡solo!
De aquello han pasado casi cuatro años y conservo un cajón lleno de cartas de agentes literarios, editoriales y distribuidoras que “lamentan profundamente no poder ampliar autores en este momento”.

Hace pocos meses, una buena amiga me puso en contacto con una editorial especializada en ebooks, (yo no conocía Amazon, aunque pueda resultar sorprendente) que aceptó mi trabajo y con quienes firmé un contrato. Desde entonces lucho a favor de lo electrónico, aunque sigo soñando con sentarme en el Metro y ver a alguien leyendo mi novela en papel, para poder reconocerla, y me solidarizo con otros autores noveles. Todo el mundo sabe de mi compromiso con ellos, que en realidad es conmigo mismo, como se puede ver en mi web.
Por eso, me faltó tiempo cuando me regalaron el Kindle para descargar 11 novelas de Amazon correspondientes a otros tantos escritores desconocidos para mí. Y eso aunque tenía en agenda media docena de títulos pendientes de comprar de manera convencional.
He estrenado el dichoso aparato con El juicio de Dios, de Ríos Ferrer. (Pinchando en la portada de la obra se puede descargar la misma). Y quiero dejar constancia en esta entrada de mi opinión como lector.

El Juicio de Dios

El juicio de Dios es una novela con un argumento, a mi parecer, insólito. Nunca había leído algo similar. Además, compré el libro sin conocer la sinopsis, así que no tenía ni idea de qué trataba. Es la historia de un bufete de abogados norteamericanos, de esos asquerosamente ricos e inaccesibles, que se enfrenta en nombre de su cliente, una mujer con una experiencia traumática a la espalda, nada menos que a la Iglesia Católica y a su máximo exponente: el Papa. Para ir comprendiendo la sólida y complicada historia que narra, el autor traslada al lector de aquí para allá a varios escenarios, algunos paralelos y otros tan antiguos como los primeros años de nuestra era. Sin embargo, las transiciones son cómodas y van cimentando el contenido de la novela.
A medida que leía, me preguntaba cómo se las arreglaría Ríos Ferrer para concluir la historia, pues página tras página iba creciendo en expectativas. Y puedo decir que está bien rematada, es creíble y satisfaciente. Odio las obras que se elevan más y más, se hacen tan intensas que el autor no sabe cómo llevarlo a buen puerto… y acaban apareciendo extraterrestres y se “aclara” todo. No es así en éste caso.

Si tuviese que poner una “pega” diría que precisa de una revisión de signos de puntuación y auxiliares (guiones, comas, puntos y comas…). Reconozco que al principio me costó un poco de trabajo hacerme con el estilo. Pero sin duda no le resta valor a la obra que, para mí, es ciertamente recomendable.
No puedo olvidar que aquella novela que me atreví a publicar, y de la que estaba tan orgulloso, estaba impregnada de laísmo por doquier. Algunos lectores valientes me advirtieron del hecho, aunque comprendieron que no desmerecía la historia. Y yo agradezco tanto aquellas críticas…
Así lo pienso, y así lo escribo.

8 comentarios:

  1. Muchas gracias por la reseña. Me alegra haber sido el libro botadura de su kindle. Que sea una travesía llena de novelas que disfrutar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No hay de qué. Mi recomendación hacia su novela es absolutamente sincera. Le deseo mucho éxito en sus proyectos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La novela de Ríos Errer tiene una temática intrigante, la leí y me gustó mucho. Estoy de acuerdo en que debería revisar la puntuación, problema del que (incluyéndome), formamos parte muchos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Blanca. Ante todo, gracias por honrar mi blog con tu presencia.
    Sin duda la cuestión de la puntuación, siendo importante, no desluce la excelente historia que Rios Ferrer cuenta en su novela. Y es un toque de atención para que, quienes sentimos pasión por escribir, no bajemos la guardia. Un abrazo sincero.
    Eduardo Perellón.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Me ha gustado especialmente la entrada, por cómo comienzas hablando de tu experiencia (en cierto punto traumática) hasta llegar a formar parte de esta "new-age"-independiente-digitalizada de la GenK.
    Hay muy buenas personas ahí dentro, y aunque nadie te dará un carnet por estar en el grupo, da por hecho que puedes considerarte parte. Son gente abierta.
    Yo no me considero parte aun del grupo, pues no he publicado nada (eso de la edición me está llevando más de lo esperado), pero guardo buenas relaciones con algunos.

    Además, me ha gustado la entrada porque has elegido a uno de los mejores!! Le tengo muchísimas ganas a El Juicio de Dios, que a pesar de no haber leído, apoyo al amigo Enrique en todo lo posible en cuanto a promoción. Y después de leerte, el gusanillo ha trepado escalones.
    Pronto pronto pronto!!

    Nada, saludos, me alegro de haberte conocido.
    Espero leerte a ti también pronto, y que charlemos a menudo via twitter/blog o como sea.
    Seas bienvenido a Mi Mundo cuando gustes.
    Chris.

    ResponderEliminar
  6. Ah!! no te lo dije, pero me parecen genial las críticas constructivas (en cuanto a la puntuación). Que no falten!

    ResponderEliminar
  7. Hola Chris. Muchas gracias por acercarte a este sencillo blog. He estado cotilleando en Mi Mundo y creo sinceramente que tienes material y talento de sobra como para empezar a publicar. Anímate. Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  8. gracias! por la bienvenida y por el cotilleo ;) cuando quieras puedes pasar. Yo regresaré a menudo!
    Saludos!
    Chris.

    ResponderEliminar