NÚMERO DE VISITAS

lunes, 31 de diciembre de 2012

MIS AMIGOS LOS INDIES: CARMEN GRAU


El objetivo principal de esta serie de conversaciones con escritores es dirigir la luz de los focos (me conformo con uno), orientados demasiadas veces hacia personajes que no aportan nada positivo a una sociedad necesitada como nunca de sentido común, buen humor y esperanza, sobre un grupo de autores especiales que aglutinan éstas y muchas más capacidades: los llamados “indies”.
Según Amazon, “indie” es cualquier cosa atrevida, creativa y diferente, tres virtudes que se funden en nuestra invitada de hoy: CARMEN GRAU.
Atrevida porque, en un mundo como el literario en el que priman ciertos géneros, ella apostó por uno que no suele ser el más comercial, que resulta específico y en cierto modo clasista, pero que maneja como pocos y presenta de una manera tan brillante y seductora, que no hay quien se resista. Creativa, porque disfruta de un enorme talento (atención: contraseña de los “indies”) manifestado, no solo en sus novelas como veremos ahora, sino en los relatos que cuelga en su blog titulado Me llamo Pendiente, Inde Pendiente, que os invito encarecidamente a visitar. ¿Es o no creativa? Y diferente porque… bueno, mejor lo descubrís a partir de ahora.
Para ella el sol sale antes, y debe ser por eso que goza de un rostro atractivo, magnético, que irradia optimismo y contagia ganas de luchar por alcanzar los sueños.

Bienvenida, Carmen.
Muchas gracias, Eduardo. Es un placer compartir unos minutos con vosotros.

Para aquellos que no te conozcan, ¿quién es Carmen Grau?
En pocas palabras: nací en Barcelona, pero soy de todas partes.

Carmen Grau
Ya sé que no se debe preguntar la edad a una dama. Pero como yo también soy “indie”, es decir, atrevido, ¿puedes decirnos cuántos años tienes, Carmen?
Tú no eres atrevido, sino temerario. Pero te voy a responder. Verás, siempre he mentido sobre mi edad: a los 14 años, para que me dejaran entrar en las discotecas y, a los 30, para seguir pagando tarifas de estudiante. Así que si te dijera cuántos años llevo por este mundo, seguramente sería también mentira; creo que mis padres me engañaron en eso y en que existen tres señores barbudos que se dedican a repartir regalos a todos los niños del mundo en una sola noche. ¿Tú crees en eso?

Ja, ja, ja. Buena respuesta. Pero te recuerdo que aquí las preguntas las hago yo, aunque haya tenido que salir de mi casa para encontrarme contigo en un país neutral a medio camino entre Australia y España… por la diferencia horaria.
En fin, era una broma pactada. Cuéntanos algo más de ti, Carmen.
Pues vivo desde hace años de la literatura, que para mí, más que una pasión, es a veces una obsesión. Un buen día me presenté en una librería pidiendo trabajo y me contrataron al momento. Mi intención era aprender todo sobre el negocio para más tarde montar el mío propio, y así lo hice. Mi exjefe todavía me llama de vez en cuando lamentándose de no haber encontrado nunca a nadie tan dedicada como yo. Por eso insisto en que es importante educar a los niños para que hagan algo que realmente les apasione, sin importar tanto cuánto dinero ganarán. Aparte de vender libros ajenos, ahora también me dedico a vender alguno que otro mío.

Tienes razón. Hay que apasionarse con las cosas, los proyectos, las metas, los sueños. Buena lección.
Dinos, ¿cuándo supiste que deseabas ser escritora?
No recuerdo cuándo dije: “de mayor quiero ser escritora”, porque ya lo era de pequeña. Empecé a escribir a los ocho años, una tarde de verano en la que me peleé con alguien, probablemente mi hermana pequeña. Sintiéndome incomprendida, anuncié que me iba de casa y me llevaba una libreta y un bolígrafo para escribir un libro. Me fui a la calle, me senté en una acera y me puse a escribir. Desde entonces nunca dejé de hacerlo.

Ya veo el origen del título de tu blog, Carmen. Por cierto, volviste a casa, ¿no?
Claro. ¿Y sabes qué pasó?

No.
Pues que, para animarme, mis padres me compraron un diario.

¡Gran regalo! Conozco unos cuantos escritores que comenzaron así… yo mismo. Cuéntanos más, por favor.
Me aficioné a leer desde pequeña. En el colegio y el instituto se me daban bien todas las lenguas. Y cuando tuve que escoger una carrera, y puesto que no existía la de Filosofía y Letras, me decanté por Filología, que era lo que más se parecía a la carrera de escritora. Más tarde también estudié Humanidades, pero eso es otra historia.
A los veinte años, más o menos, tuve la osadía de presentar mi primera novela acabada al premio Nadal. Por suerte para el mundo y sobre todo para mí misma, no la conservo ni nunca vio la luz, aunque ahora cuando pienso en el pobre desdichado que debió leerse al menos la primera página, se me escapa una risita.

¿En serio no lo conservas? Hombre, muchos de los que escribimos una novela en la temprana juventud tenemos un “hijo feo”. Pero, ¡pobrecito!, también es de Dios. Aunque sea escondido en un cajón…
Bueno, antes decías que ocupabas una parte del tiempo vendiendo tus libros. Véndenos un par de ellos.
Mira, Eduardo, tengo muchas cosas escritas: novelas, cuentos, diarios, muchos relatos de viaje… pero publicadas de momento solo dos. La primera es Amanecer en el Sudeste Asiático.
Amanecer en elSudeste Asiático
Es literatura de viajes, o sea que no es ficción. Es el relato real de un viaje que realicé yo misma por varios países, en plan aventurero, con poco dinero y menos equipaje.

Tailandia, Laos, Vietnam, Camboya, Birmania, Hong Kong, Malasia, Indonesia y Singapur. ¡Menudo viaje!
Te aseguro que cambió mi vida para siempre.

Sé que este libro de viajes es número 1 en su categoría y se mueve dentro del top100 en el ranking general.
Y no solo eso, Eduardo. Además tiene un precio especial de promoción hasta el 7 de enero.

Pues ya sabéis que, pinchando sobre la imagen de la obra, enlazarás con la página desde donde podrás descargarla, lo mismo que ocurre con su segundo trabajo publicado. Háblanos de él.
Su título es Trabajo temporal.

Trabajo temporal
Se trata de una novela sobre una chica que se embarca en un velero como azafata, pensando que disfrutará de una especie de vacaciones pagadas, y se encuentra que, no solo trabaja más que nadie, sino que hay malos rollos, favoritismos e injusticias como en cualquier trabajo. Pretende ser una novela divertida, pero tiene un trasfondo social muy actual, y eso que hace ya años que la escribí.

Según contabas el argumento, me lo estaba pareciendo, lo que hace que resulte muy atractiva.
Si te parece, vamos a hablar ahora de la parte técnica de tu oficio.
Adelante.

Cuando escribes, ¿en qué te inspiras, Carmen?
Mira, tengo muchas ideas; algunas se me ocurrieron hace años y todavía no las he acabado de desarrollar. La verdad es que cualquier cosa me inspira, como a todos los escritores, creo: una noticia en el periódico, un programa de la tele, una conversación con un amigo… Últimamente muchos me han inspirado con sus propias historias. Todo el mundo tiene algo interesante que contar de su propia vida, por eso me gustan las biografías e historias reales.

¿Tienes alguna rutina u horario establecido para escribir?
Solía escribir por las noches durante un par de horas cuando los niños ya dormían. Pero hace poco cambié el horario y ahora lo hago a primera hora de la mañana. Solo tengo un par de horas al día para escribir sin interrupciones, así que cuando me siento a hacerlo, de verdad aprovecho el tiempo y escribo. Durante el día pienso en lo que escribiré, pero nunca lo anoto en una libretita. Es algo que solía hacer hasta que descubrí que no solo no me es necesario, porque tengo buena memoria, sino que no me sirve porque cuando por fin me pongo a teclear no sale como lo pensé originalmente.

¿Has intentado publicar tu trabajo por los medios tradicionales, agentes literarios, editores, distribuidoras…? ¿Cuál ha sido tu experiencia al respecto?
Sí. Cuando escribí Amanecer en el Sudeste Asiático, hace ya doce años, lo envié a un concurso y varias editoriales, que con el tiempo me mandarían las cartas de rechazo correspondientes.

¿Tú también?
Pues sí, ya lo ves. Así que no volví a probarlo hasta el año pasado. Es que encontré a una agente que estuvo seis meses intentando colocar la obra en una editorial y una de las más grandes de España estuvo a punto de aceptarlo, según me dijo. No recuerdo si fue esa u otra la que dijo que el libro estaba bien, pero sería difícil de vender porque hay innumerables blogs de viajeros que le harían la competencia. Me pareció que la vida se reía de mí con ironía, pues cuando escribí el libro no existían todavía los blogs y yo tenía mucha fe en que alguna editorial me lo publicaría porque era un libro pionero; en España no se había publicado nada igual. Once años más tarde, me dicen que ya está escrito, pero en forma de blog. Entonces encontré una editorial yo misma y salió publicado en papel en enero de este año con graves errores de edición. Fue una mala experiencia de la que prefiero no hablar mucho.

Lo comprendo. Entonces cambiemos de tercio y dirijámonos a algo más agradable, aunque directamente relacionado con lo que estamos hablando: ¿cómo llegaste a publicar en Amazon?
Fue animada porque Amanecer en el Sudeste Asiático hubiera gustado a varias editoriales importantes, aunque no lo aceptasen. Me propuse autopublicarlo en Amazon. Decidí hacerlo después de haberme comprado un Kindle y haber visto que había muchos libros autopublicados. De modo que dediqué tres meses a corregirlo de nuevo y maquetarlo, para lo cual tuve que leer un par de libros sobre el tema, porque no tenía ni idea. Lo colgué sin esperar vender mucho porque, como te digo, para mí el libro habría sido novedoso y rompedor de moldes doce años antes. Ahora no pensaba que despertaría tanta atención… si te soy sincera, en principio lo publiqué por pura vanidad. Sin embargo, me ha sorprendido gratamente comprobar que, a pesar de los años transcurridos, sigue interesando a mucha gente y sigue siendo bastante actual.

Así que valoras positivamente tu experiencia ahí, ¿no?
Sí, Eduardo. Estoy muy contenta con la experiencia en Amazon. Me ha dado y sigue dándome muchísimo más de lo que esperaba y, como he dicho muchas veces, entre las principales, haber conocido a tanta gente con quien compartir la pasión por leer y escribir.

Sabes que ese sentimiento es mutuo y compartido por la mayoría de estos locos llamados “indies”, ¿verdad?
Lo sé.

Carmen, ¿qué haces para promocionar tu trabajo?
Tuiteo más de lo que me gustaría, esa es la verdad. Me quita mucho tiempo que preferiría dedicar a escribir. Pero es lo que hay. Creo que es muy positivo que nos ayudemos tanto unos a otros; si no fuera así yo ya habría desistido hace tiempo. También uso Facebook esporádicamente y tengo un blog en el que pienso escribir algo al menos una vez al mes (más no, porque también tengo un blog en inglés y si le dedico más tiempo a los blogs y Twitter ya no me quedan ni minutos para escribir libros). Y siempre estoy pensando en otras maneras de promocionar para que se me vaya conociendo. Lo último que he hecho ha sido organizar un sorteo en el que he regalado diez ejemplares del libro de viajes. Creo que la mejor promoción es seguir escribiendo.

¿Tienes entre manos algún proyecto? ¿Puedes compartir algo de él?
Sí, siempre tengo un montón de proyectos.
Estoy escribiendo un segundo libro de viajes. En principio quería tenerlo listo para fin de año, pero no lo tendré terminado hasta el año que viene y ni siquiera he decidido aún si lo publicaré. Se trata de otro gran viaje que hice, desde Barcelona hasta Perth, atravesando Europa, Rusia, China, Laos y Tailandia por tierra y luego bajando hasta llegar a Australia.

Que es donde vives ahora, ¿no?
Así es.

¿Y por qué tienes dudas sobre publicarlo?
Porque el viaje se vio truncado a causa de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Mi intención era no tomar ningún vuelo hasta llegar a Perth, pero al final no tuve más remedio que hacerlo. Además, estoy escribiendo una novela con la que estoy muy entusiasmada, de tipo intimista. Revisaré también viejos escritos, a ver si encuentro algo que pueda salvar y mejorar. Tengo en mente también escribir un libro que podría catalogarse como de autoayuda (aunque dejaré muy claro que no soy psicóloga), pues en él hablaré de mi experiencia como madre de apego y educadora de mis propios hijos, que no van al colegio.

¿Qué esperas del futuro, Carmen?
Espero seguir escribiendo y dar a conocer lo que me parezca que valga la pena para no defraudar a mis lectores. Y espero poder hacerlo sola o respaldada por el grupo de escritores independientes del que estoy muy orgullosa de formar parte, no con una editorial.

Que así sea.
Ahora dirígete al “paredón” y veamos cómo encajas los seis disparos de la ametralladora. ¿Lista?
Por supuesto.

¿Un color? Verde, el de la esperanza.
¿Un cantante, grupo o tipo de música preferido? U2.
¿Tu comida favorita? El sushi.
¿Un libro imprescindible? El diccionario.
¿Un autor/autora a quien admires? Una que no creo que conozcáis, es australiana: Mary Moody. Ha publicado por el método tradicional, es muy conocida aquí y sale mucho por la tele. Hace unos meses le escribí para hablarle de sus libros (los he leído todos) y al día siguiente me contestó con un largo email. ¡Imagínate la ilusión que me hizo!
¿Un deseo? Deseo tener salud física y mental hasta el día que me muera.

Muchas gracias, CARMEN GRAU, por compartir con nosotros tus cosas.
Gracias a ti, Eduardo. Chao.

Atrevida, creativa, diferente… y mucho más, ¿a que sí? Por eso, si quieres disfrutar de una experiencia única en el mundo literario de la mano de esta maravillosa profesional y compañera, no dejes de visitar su blog y descarga sus dos obras en un solo clic tal y como expliqué antes. No me digas que no te apetece…
Recuerda que, con un sencillo gesto como éste, que además supone un desembolso casi simbólico, estarás apoyando a los escritores “indies”, huérfanos de apoyos editoriales y grandes equipos, pero inmensos en talento, enormes como personas y con millones de lectores en todo el mundo. Por algo será, ¿no te parece?

Y la semana que viene, habiendo pasado zambombas y campanadas, seremos honrados con la presencia de alguien que viene escondido entre los regalos de los magos: Julio García Castillo.
Así lo pienso, y así lo escribo.

26 comentarios:

  1. Pues ya conozco un poco más a nuestra amiga y compañera de aventuras y desventuras "tuiteras" y literarias, Carmen Grau. Y ha sido y es todo un placer el haberla conocido (aunque sea solo a nivel virtual). Por cierto, que gracias a ese sorteo que ella, muy gentilmente hizo, que me hice con su libro de viajes, pues fui uno de los afortunados con ese sorteo. ¡Muchas gracias, Carmen! Y como no, a ti, Eduardo, por dárnosla a conocer mucho mejor. ¡Feliz año nuevo 2013 también!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Frank. Un abrazo.

      Eliminar
  2. La verdad es que en este poco tiempo que llevo con los indies me he acercado mucho a esta mujer que ademas de aventurera y excelente escritora es aún mejor persona y estoy encantada con su amistad. Espero que el proximo año la afiance aún más.
    Felicidades a los dos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un deseo extensible al resto de indies, Maria José. Muchas gracias por tu comentario. Un beso.

      Eliminar
  3. Enhorabuena a los dos por la entrevista. Así conozco mejor a la autora de mi actual lectura ("Amanecer en el Sudeste Asiático"), que este mundo es un pañuelo... Feliz año y felices lecturas a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces ha sido perfecto el momento de la entrevista, Antonio. Me alegro de haber ayudado a conocer mejor a Carmen. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Estupenda entrevista. Felicidades a los dos. Yo soy solitaria por naturaleza y he tardado en entrar al mundo de las redes sociales. Carmen Grau fue una de las primeras personas que llamó mi atención en ellas, probablemente porque irradia fuerza, independencia y objetivos claros que desea cumplir. Ahora la conozco un poco más por esta entrevista y creo que no me he equivocado. Y, Eduardo, gracias por tu apoyo a otros escritores. Yo pongo mi granito de arena comprando para mi Kindle solo autores «indies».

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes cómo agradezco en nombre de todos los indies tu iniciativa. Y me alegro de no ser el único que percibe en Carmen todo lo que dices. Un beso y muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar
  5. Bonita entrevista, bonita entrevistada. Bonitas respuestas. Bonitas preguntas... ¡Jo, qué pesao me pongo!
    Felicidades a los dos...

    Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rafael, por tu comentario, que para nada es pesado. Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  6. Estupenda entrevista, Eduardo. Incluso yo he descubierto un par de cosas que desconocía a través de tus preguntas. No tenía ni idea, de que Carmen había presentado una novela al Premio Nadal. En fin, tendré que esperar nuevas entrevistas para ir enterándome de sus secretos.
    Un fuerte abrazo, Feliz Año Nuevo, y felicidades a ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mujer siempre esconde secretos, Fernando, jajaja. Te deseo un año de éxito con tu excelente trabajo. Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  7. Creo que si alguien toca a Carmen, le puede dar un buen chispazo. Esta chica es todo energía. Así de entrada, cuando uno mira lo que ha escrito, más de uno puede pensar: "Una loca viajera que ha querido contar sus correrías en un libro", pero en el momento en el que lo hace con literatura como herramienta, la cosa cambia. Es una señora escritora.
    Enhorabuena a los dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo contigo, Josep. Tienes una enorme facilidad para resumir en un par de frases un montón de sensaciones. Gracias por tu comentario, amigo. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Gracias, Eduardo, por hacerme la entrevista y reservarme un espacio en tu blog, que me encanta. Me lo he pasado divinamente conversando contigo. Me halagas y sonrojas con tus palabras. Ojalá sea verdad que contagie las ganas de luchar por los sueños. Escribo, desde siempre, más que nada para inspirar. Y gracias a todos los compañeros indies que he conocido este año que ya se acaba (aquí, en el continente donde caminamos boca abajo ya solo quedan 49 minutos de 2012). Para mí ha sido un año muy especial, en el que me he centrado sobre todo en la escritura gracias a la oportunidad que me brindó Amazon. Lo mejor, y no me cansaré de repetirlo, ha sido conoceros, compañeros indies, aunque sea virtualmente. ¡Feliz Año Nuevo a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya has visto, Carmen, que no soy el único que percibe tu fuerza. Aprovéchalo. Y que sepas que tenía muchas ganas de entrevistarte desde que supe de ti en el grupo de indies. Así que soy yo el que se siente con un sueño cumplido. Un beso, guapa. Y que siga el éxito y la inspiración.

      Eliminar
  9. Me gustan mucho las entrevistas de Eduardo porque parecen más una charla entre amigos, como dije en otra oportunidad, y es verdad, da la impresión de que es una conversación y nosotros somos testigos de ella. Carmen es una mujer que tiene sus propios principios y los ejerce a rajatabla, pocas veces he conocido personajes tan interesantes. Además, como escritora es muy buena, coincido con Josep. Si antes tenía buena imagen de ella ahora la tengo mejor si esto fuera posible. Felicitaciones a ambos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Blanca. Siempre es un orgullo leer tus comentarios sobre mi trabajo. Sin tener formación periodística alguna, sí sé que una entrevista escrita puede ser fría o caliente. Y a mí me gustan de las segundas. Por eso hago lo que puedo por presentar a los compañeros escritores mucho más cercanos de lo que se aprecia mediante las redes sociales, que es más bien poco. Un beso fuerte.

      Eliminar
  10. Carmen, Eduardo, enhorabuena a los dos. Me gusta la coherencia de Carmen en vivir la vida de acuerdo a sus convicciones, cosa poco frecuente, pues una cosa es hablar y otra hacer. Educar a los propios hijos sin llevarlos a la escuela me parece todo un acto de responsabilidad, madurez y sobre todo amor. Alguien así merece todo el respeto, apoyo y éxito. Felicidades a los dos,y Feliz Año Nuevo a todos de otra "indie" encantada de serlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tu tocaya se siente feliz al leer tus palabras. Muchas gracias por ello. Un beso y mucho éxito para este año.

      Eliminar
  11. Una mujer valiente y emprendedora, un ejemplo para cualquiera de nosotras. Gracias, Eduardo, por ayudarnos a conocerla mejor. Un abrazo, Carmen! Feliz año a los dos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una imagen que creo que tú también proyectas, Vivian. Gracias por tu comentario. Un beso.

      Eliminar
  12. Creo que Carmen Grau es alguien realmente genuino y especial. Es un honor haberla conocido y le deseo que nunca le fallen las fuerzas para seguir haciendo lo que le hace feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo cada palabra tuya, Manuela. Muchas gracias por tu comentario. Un beso fuerte.

      Eliminar
  13. Aunque no soy de entrar a dejar opiniones en blogs -y pido de antemano disculpas por ello - (de leerlos, sí. Sobre todo los que son interesantes como es el caso)quisiera dejar constancia de la sensación de sosiego que me producen siempre tus entrevistas al leerlas, en ese saber preguntar que hace que las respuestas sean de codos apoyados en la barra delante de un café. No me había dado cuenta de una coincidencia con la novela de Carmen y en la que reparo ahora; la mía comienza en ese sudeste asiático.Enhorabuena a ambos.Y feliz año indie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa alegoría que me llena de satisfacción y me sonroja, Enrique. Muchas gracias. Deseo para ti un año lleno de éxito.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar