NÚMERO DE VISITAS

lunes, 10 de diciembre de 2012

MIS AMIGOS LOS INDIES: MAYTE ESTEBAN


El otro día puse música en el coche mientras conducía, sonó la canción de Serrat Una de piratas y mi mente voló inmediatamente hacia ella. No me preguntéis por qué;  fue algo completamente irreflexivo. Cuando terminó la canción volví a ponerla, buscando la razón de ese fugaz pensamiento. Y no acerté a identificar el motivo.
Ignoro si Serrat es de vuestro gusto y mucho menos si conocéis la canción que digo. De otro modo tal vez pudieseis ayudar a despejar mi duda. No obstante, sí puedo hacer algo para conseguir que conozcáis a la protagonista de esta involuntaria asociación: Mayte Esteban.
Para algunos será un descubrimiento, para otros una confirmación. Pero para todos será la sensación de estar ante una de las grandes escritoras indie, una mujer a quien otros autores de la Generación Kindle miran con profundo respeto.
Hola, Mayte, bienvenida.

Para que nos situemos, ¿quién es Mayte Esteban?
Soy una licenciada en Geografía e Historia que un buen día agarró sus trastos (pocos: una maleta pequeña y mis libros) y se mudó desde Azuqueca de Henares hasta Turégano, un pequeño pueblo de Segovia. Después de cinco años viviendo allí me trasladé de nuevo, esta vez a Cantalejo, que es donde vivo ahora. Pero no sé, empiezo a sentir el gusanillo de mudarme de nuevo, está en proceso de valoración. Me parece que si no fuera por los niños ya lo hubiéramos hecho, pero la verdad es que el colegio ata mucho. Soy mamá de un preadolescente de 12 años y una adolescente de 8 (y no me he equivocado con las edades, tenías que conocer a mi hija y lo entenderías) y estoy casada.

Mayte Esteban
¿En serio no te asustan las mudanzas?  Ya sabía yo que ibas a sorprendernos…
En fin, sé de buena tinta que la literatura y el lenguaje forman parte de tu vida diaria. ¿Cuándo supiste que deseabas ser escritora?
Yo creo que lo supe desde siempre. Apretar las teclas de mi máquina de escribir Olivetti era mi juego favorito y leer mi pasatiempo. Me podía pasar la noche en vela, aunque fuera muy pequeña, si quería saber el final de un libro y después iba al colegio tan campante. La verdad es que nunca he sido de dormir demasiado.

Háblanos de tus obras, Mayte.
Verás, tengo tres novelas autoeditadas, las tres en Amazon.
Cronológicamente, la primera es Su chico de alquiler, novela que escribí con veinte años y que no es más que un mero aprendizaje.
Su chico de alquiler
La publiqué para completar con ella los trámites necesarios en la autoedición, porque me encargaron una charla.
No deja de sorprenderme que sea ésta siempre la que más tirón tiene, la que llama la atención… tal vez sea su portada o la sinopsis, no sé. El caso es que gracias a ella se me empezó a conocer, fíjate qué curioso, primero en Latinoamérica. De hecho, la primera vez que me entrevistaron fue para un blog de El Salvador y mi primera reseña la hicieron desde México. Es una novela juvenil, divertida y muy rápida de leer.

Después vino La arena del reloj, mi novela más personal y entiendo que la que está más próxima al público adulto.

La arena del reloj
Es una biografía a dos voces, una historia dura (la que vivo yo en primera persona) que se compensa con lo que mi padre me va contando, anécdotas de una vida que podría ser la de cualquiera de su edad que probablemente tendrá recuerdos muy similares de la matanza o de la vida en el Madrid de la posguerra. Él es el que está enfermo en el libro, pero el dolor no lo reflejan sus palabras sino las mías, porque me siento impotente con lo que estoy viendo venir sin poder hacer nada.

Y la última que he publicado es El medallón de la magia.

El medallón de la magia
Se trata de una novela juvenil en la que trato de aunar una historia fantástica con un toque de Historia con mayúsculas. Empieza en el siglo XVII con la detención por parte de la Inquisición de una mujer, Brianda, en una aldea de Toledo, acusada de brujería, y enseguida la novela se traslada al siglo XXI, donde conocemos a Amanda, descendiente de la bruja. Asistimos a su desconcierto cuando descubre que es bruja de la mano de Alonso, el fantasma de un soldado de Felipe IV, víctima de un hechizo de Brianda y que debe ayudar a Amanda a buscar un medallón mágico. Toda la novela es una excusa para que mis chicos aprendan historia sin darse cuenta.

¡Vaya! ¿Sabes que mi novela también comienza con un proceso inquisitorio nacido en algún lugar de Toledo, para luego trasladar la narración a la actualidad? Se ve que las cosas que ocurrieron en aquellos tiempos siguen siendo el caldo de cultivo ideal para fraguar historias apasionantes.
Por lo que he leído de ella, Eduardo, hay más coincidencias. Parece que nos gustan cosas similares.

Entonces creo que El medallón de la magia formará parte de mi biblioteca favorita. Y se la recomendaré a una maestra que trabaja conmigo y que suele usar métodos docentes originales para enseñar Historia a sus alumnos.
Volviendo a la entrevista: cuando escribes, ¿en qué te inspiras? ¿Tienes alguna rutina u horario establecidos para hacerlo?
Tenía una rutina, unos horarios… ¡tenía tiempo!, algo de lo que ahora carezco. Voy robando ratos por aquí y por allá, pero no tengo una hora concreta. Antes sí, escribía después de comer, hasta las cuatro que era cuando empezaba a trabajar. Pero desde el año pasado empiezo a las tres y media y apenas tengo tiempo después de la comida. Como me da pereza ponerme si lo tengo que dejar enseguida, aprovecho las noches que no tengo sueño, los fines de semana y los viernes por la tarde, que es el día que no trabajo.
En cuanto a lo que me inspira, a veces las historias surgen por algo que he leído, he presenciado o me han contado. Pero la mayoría son imaginadas. He de reconocer que tengo mucha imaginación y una gran capacidad de observación, lo que me ayuda a dibujar personajes y escenarios. Y es que, cuando miras con atención, descubres que cualquiera tiene aspectos dignos de ser novelados.

En eso también nos parecemos, Mayte. A mi me encanta observar lo que me rodea. Ni te imaginas cuántos personajes y escenas he contemplado, y luego, poniendo la imaginación a trabajar, han quedado inmortalizados en una página. Efectivamente, cualquier persona o cosa tiene posibilidades de ser novelado.
Y pensando en “cosas novelables”, (y esto es una reflexión en voz alta ajena a esta entrevista), ahora que con la llegada de la navidad editoriales y plataformas digitales, enemistadas de manera natural la mayor parte del año, parecen flirtear de manera casi inmoral en detrimento de los autores independientes y sus lectores que son los que de verdad sujetan tales plataformas, menuda novela sale de aquí, ¿no? Lo que no tengo muy claro es en qué categoría la situaría… quizá en novela erótica, porque hay cosas que te ponen a cien.
Bueno, dejando a un lado esto y regresando a la entrevista, ¿has intentado publicar tu trabajo por los medios tradicionales, agentes literarios, editores, distribuidoras…?
Nunca. La verdad es que siempre he ido a mi aire y el único contacto que he tenido con editoriales (un par de veces) ha sido a la inversa, ellos me han buscado a mí. De momento, ni me preocupa el tema ni lo busco. Estoy en un momento en el que valoro la tranquilidad más que cualquier otra cosa en la vida y sé que me estresaría con algo así. Prefiero dejarlo correr. Soy de la opinión de que lo que tiene que llegar en esta vida, al final llega. Si está en tu destino, lo vivirás. Si no, es mejor no pensar demasiado en ello.

Entonces hablemos de la publicación en digital. ¿Cómo llegaste a publicar en Amazon y de qué manera valoras tu experiencia ahí?
Fue por la insistencia y con la ayuda de Armando Rodera. Nos conocimos a través de nuestros blogs en 2011 y enseguida nos hicimos amigos. Me empezó a hablar de su proyecto de publicar El color de la maldad en la plataforma americana y trató de convencerme para que me animase a hacerlo con él. Pero no era capaz de entender de qué me estaba hablando. Así que lo dejé correr y reconozco que tardé mucho en tomar la decisión de seguir sus pasos. No lo hice hasta marzo de este año. Ahí, el orden de publicación de mis libros es inverso al cronológico que antes te explicaba.
En cuanto a mi experiencia en Amazon, puedo decir que esta aventura ha sido mucho mejor de lo que esperaba. Las ventas se han ido incrementando mes a mes y, aunque no soy una súper estrella, me he colado muchas veces en el top 100 y he colocado los tres libros como número 1 de sus respectivas categorías. ¡Ha sido muy divertido!
Además, he conocido a gente muy interesante en estos meses y algunas de esas personas están en mi lista de amigos. Han sabido hacerse un hueco en mi vida.

Dinos, Mayte: ¿qué haces para promocionar tu trabajo?
Ahora y casi de manera exclusiva, utilizo Twitter. A veces hago alguna mención en mi blog El espejo dela entrada, pero poco, la verdad. Sólo si hay algo muy relevante que merezca la pena ser contado. Lo uso más para reseñar a otros autores y  para pequeños relatos o reflexiones.
Hasta hace poco usaba Facebook con frecuencia. Era asidua de algunos grupos, pero no sé qué me pasa con esta red social que me ataca los nervios, así que opté por tomarme unas pequeñas vacaciones virtuales. Ya estoy de vuelta, porque considero que resulta útil para dar visibilidad a las portadas de las novelas. Pero no me terminan de convencer muchas de las cosas que veo. Esa fue la razón por la cual hice balance un día y, entre lo bueno y lo malo que me había aportado (hay de todo), pesó más lo malo y cerré el perfil. Curiosamente, en el mes que estuve ausente las ventas se incrementaron. Así que no me parece que sea tan importante. Sí eché de menos los enlaces de los blogs que seguía, porque me resultaba cómodo enterarme de las entradas enseguida y poco más. Ahora me lo tomaré con más calma.
Si tuviera dinero, te aseguro que contrataría un Comunity Manager para este tema, jajaja.

Eso quitaría un sinfín de estrés y regalaría una enorme cantidad de tiempo invertida en la autopromoción, ¿verdad? Si llegas a estudiar la posibilidad, pregunta si hacen un descuento similar al dos por uno y me lo cuentas, jajaja.
Bueno, Mayte, tus lectores y amigos quieren saber si tienes entre manos algún proyecto y si puedes compartir algo de él.
¿Proyectos? Una novela terminada a falta de un repaso general serio y una portada llamativa. Ah, y pendiente de crear el archivo correspondiente para subirlo a Amazon. Pero eso no es nada, es ponerse. Lo difícil ya está hecho.
Cuando me asalta la inspiración también escribo relatos cortos para el blog. Y en proceso de escritura, la segunda parte de El medallón de la magia (más o menos llevo la mitad de lo que quiero contar). Lo que se podrá leer aquí transcurre íntegramente en el siglo XVII y, por cierto, ¿recuerdas que antes te hablaba de lo imaginativa que soy?

Sí.
Pues esta novela incluye varios conjuros. Y te juro que me los he inventado de arriba abajo, por lo que son completamente inútiles, jajaja.

¡Qué rabia! Yo que pensaba que me podrías prestar alguno…
¿Tienes más proyectos?
Tengo entre manos dos novelas que todavía no tienen título y a las que aún les faltan muchas palabras. ¿Sabes qué ocurre? Que alterno proyectos cuando me atasco y abandono si no encuentro el camino. Los personajes se suelen saltar mis esquemas previos y me obligan a recorrer caminos que a veces no estaban previstos.

¿Qué esperas del futuro?
Supongo que me gustaría que me cayera del cielo una oferta editorial que incluyera colocar mis libros en la zona de paso de unos grandes almacenes, en montones de no menos de cien ejemplares, jajaja.
En serio, espero tener tiempo y energía para seguir contando historias, contar con ojos que las lean y oídos que me escuchen mientras las planeo. Espero muy poco, la verdad, porque si en la vida esperas algo con demasiado interés, a veces te pasa como a Penélope, de la canción de Serrat, que se te puede pasar la vida esperando y, cuando llega lo que esperabas, eres incapaz de reconocerlo. Tú conoces esa canción, ¿verdad?

Sí, Mayte. Todos saben que soy fan de Serrat. Y aún no sé por qué, desde hace unas semanas, Una de piratas me recuerda a ti.
Para terminar esta entrevista, me gustaría lanzarte 6 preguntas con respuestas rápidas. Lo llamo “La ametralladora”. ¿Lista? Ahí van…
¿Un color? Rojo. Pasión en lo que hago y en lo que siento.
¿Un cantante, grupo o tipo de música preferido? Me has pillado. No puedo elegir.
¿Tu comida favorita? Mmmm, ahora mismo…, me encanta el salmón ahumado.
¿Un libro imprescindible? La Celestina, de Fernando de Rojas o Las coplas a la muerte de su padre, de Jorge Manrique. Nunca pasan de moda.
¿Un autor/autora a quien admires? ¿Uno? Shakespere… ¿no puedo elegir más?
¿Un deseo? Recuperar algo que he extraviado…

Bueno, pues ésta es Mayte Esteban, sensible como un pirata enamorado, tan firme que sería necesario cortarle las piernas para hincarla de rodillas. Pero por encima de todo, ESCRITORA con mayúsculas, a quien agradezco sinceramente que se haya prestado a este juego.
Y aquí está su obra. Pinchando en las imágenes enlazarás directamente con la tienda Amazon, donde podrás descargarlas en un solo clic. No me digas que no te apetece…

Y el lunes que viene, temblad de miedo, que viene Frank Spoiler.
Así lo pienso, y así lo escribo.

19 comentarios:

  1. ¡Enhorabuena a ti y a Mayte Esteban! Eso de que 'todos'saben que eres 'fan' de Serrat es mucho decir. Yo no lo sabía hasta ahora. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alejandro. Fíjate si soy fan que, cuando publiqué la "banda sonora" de El pozo de Harod, incluí dos canciones de este cantautor.

      Eliminar
  2. Una entrevista increíblemente amena y simpática, Eduardo, me encanta además la sencillez y claridad en las respuestas de Mayte y el modo en que tú las haces, de un modo fresco y natural. Felicidades a los dos, sois unos cracks!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Frank. Mayte es una persona muy fácil de entrevistar, porque se muestra cercana. Me lo he pasado genial preparándola.

      Eliminar
  3. Gracias por esta entrevista, Eduardo, ha sido muy divertido prepararla. Me encanta formar parte de este grupo de escritores que buscamos poner en la mano de los lectores nuestros relatos y nos dejamos la piel cada día en ello. Me gusta escribir, me lo paso muy bien creando historias y antes de que existiera este camino de contacto con los lectores que ha puesto la red en nuestras manos, creía sinceramente que nadie leería nada de lo que escribo. Recibir de vuelta el cariño de las palabras que me envían muchos lectores es sorprendente y alentador.

    Sensibilidad y firmeza, sí, quizá me definen. Y cabezonería.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me des las gracias, Mayte. Has sido un honor y un placer. Un beso.

      Eliminar
  4. Enhorabuena por la entrevista. Ahora te conocemos un poquito más, Mayte ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Iván. Mayte es alguien a quien merece la pena conocer.

      Eliminar
  5. Hay personas con las que tropiezas a diario pero que no te aportan ese "feeling" suficiente como para regalarle un saludo. En cambio, con Mayte fue diferente; desde el primer momento hubo conexión. Me gusta como habla y como escribe. Me gusta la gente que habla sin tapujos pero sin ofender, la gente que sabe transmitirte una crítica pero sin hacerte sentir mal. Habla con sensatez y de manera honrada; y yo ya me entiendo...
    De la entrevista me quedaría con todo, puesto que sus respuestas bien podrían ser las mías. Me apasiona la historia y novelar los espacios temporales de ella es uno de los juegos que más me apasiona, de manera que cada vez que leo una sinopsis que te traslada a un momento histórico no puedo evitar marcarla como una futura lectura. Así estoy, que tengo una treintena de novelas para leer y muy poco tiempo para hacerlo.
    Os felicito a los dos, ambos tenéis mucho de mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te digo siempre que tenemos mucho en común. Me pasa lo mismo cuando leo tus entrevistas, veo que nos parecemos. Un beso, Capi.

      Eliminar
    2. Hola Capi. Mayte y tú sois de esas personas que honran con su presencia. Y si además se comparten aficiones, gustos u opiniones, mucho mejor. Para mí es un privilegio acercarme a vosotros.
      Un abrazo fuerte, amigo.

      Eliminar
  6. Lo que más me sorprende de Mayte es su versatilidad, esa facilidad para moverse por géneros dispares. Tengo la sensación de que su próxima novela va a gustar mucho, pero también creo una cosa: que ahora escribe aún mejor. Saco esta conclusión al leer su blog, los comentarios que va dejando, sus correos... Si no me equivoco, las novelas que hasta ahora ha publicado hace un tiempo que las escribió. La siguiente que aparecerá también, a excepción de la segunda parte de "El medallón de la magia". Digo esto porque pienso que un día nos va a sorprender con un novelón. Al igual que hizo con su padre, un día va a volcar el alma con unos personajes y nos va a hacer estremecer a todos. Tiempo al tiempo.
    Mi enhorabuena a entrevistada y entrevistador, por el ambiente original y por el interesante contenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deseo fervientemente que se cumpla tu vaticinio en Mayte. La verdad es que, a medida que pasa el tiempo, todos los escritores maduran y aprenden. Y es maravilloso ver el resultado cuando ha pasado el tiempo.
      Muchas gracias por tu opinión, Enrique. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Felicidades por la entrevista. Mayte se merece todo lo bueno que le depara este mundo, he leído sus tres libros y he disfrutado mucho de ellos. Seguro que la nueva novela seguirá el mismo camino que estas y estoy impaciente por leer la continuación de El Medallón. Qué siga escribiendo e intente relajarse un poquito que los nervios no son buenos aliados.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la parte que me toca. Es verdad que Mayte se merece todo lo bueno. Somos muchos los que se lo deseamos de corazón. Un saludo.

      Eliminar
  8. Más que una entrevista es una agradable charla entre amigos, en la que me he sentido como un testigo oculto, ja,ja, muy bien, Eduardo, y Mayte: ha sido un gusto conocerte un poquito más. He leído La arena del reloj y ya sabes que me ha parecido estupenda. Y es como dices, si algún día aceptas a alguna editorial que cumpla con tus expectativas, te veremos en los grandes almacenes, mientras tanto, disfruta de lo que hagas, que esto de publicar por Amazon es parte de la diversión.

    ¡Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo, Blanca. Días después de la entrevista, conocí a Mayte personalmente y la conversación fluyó con naturalidad. Y es mérito de ella, porque yo soy más bien tímido y reservado. Ella lo hace fácil. Gracias por tu comentario, Blanca.

      Eliminar
  9. Encantada de haberte conocido un poco más, Mayte. No sabía que tenías algunas de tus novelas escritas desde hace años. Muy interesante todo lo que cuentas. Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Carmen. Ya sabes a lo que te enfrentas... Un beso.

      Eliminar