NÚMERO DE VISITAS

lunes, 24 de diciembre de 2012

MIS AMIGOS LOS INDIES: MERCEDES PINTO

Iba para médico, pero le pudo el arte.
Esta sencilla frase puede resumir la vida de una de nuestras escritoras indies más queridas: Mercedes Pinto, a quien le doy la bienvenida a este blog.

Muchas gracias, Eduardo.

¿Quién es Mercedes Pinto?
Básicamente, una mujer de cincuenta años, muy familiar y amante del silencio, la literatura y el arte en general. Siempre robando tiempo al tiempo para escribir y dar vida a mis sueños. Lo demás serían datos muy aburridos.

Mercedes Pinto Maldonado
Cuando hablas de arte, ¿a qué te refieres? ¿Tienes alguna afición “secreta”?
Secreta no. Puedo decirlo alto y claro: me encanta la pintura. De hecho, hice cuatro exposiciones. Pero terminé dándome cuenta de que expresaba mejor mis emociones con la literatura, así que me dediqué más a ella.

Hablemos entonces de eso. ¿Cuándo supiste que deseabas ser escritora?
No lo sé, solo puedo decir que escribo desde que aprendí. Pero no me di cuenta de lo importante que podría llegar a ser para mí comunicar lo escrito hasta hace diez años. Fue en ese momento cuando comprendí la diferencia entre recrearte en tu imaginación, construir cuentos y poner negro sobre blanco (ya se sabe que el papel lo aguanta todo) y, por otro lado, comunicar lo escrito. No, no es lo mismo. En ese momento descubres que tal vez tengas el don, que no deja de ser un regalo… pero el oficio hay que trabajarlo. Y en ello estoy.

Me ha dicho un pajarito que escribiste tu primera novela con 15 años.
Ja, ja, ja. ¿Novela? No sé si puede llamarse así, Eduardo. Desde pequeña escribía cuentos, incluso poesía. Pero, como te digo, me siento cómoda novelando. Creo que lo descubrí escribiendo aquello que, considerándolo impublicable, era una obra muy sentida desde el fragor de la adolescencia.

¿Sabes, Mercedes? Yo también escribí una “novela” con 15 años. La titulé Pasaje a la muerte, ja, ja, ja. Hoy leo aquello y siento vergüenza. Y tengo decidido hacerla desaparecer justo antes de morir, no vaya a ser que se le ocurra a alguien publicar “la obra inédita de Eduardo Perellón a título póstumo” y arruine mi reputación.
Poniéndonos serios, me sirvió para dar rienda suelta a la imaginación que, compruebo con alegría, ni a ti ni a mí nos falta.
Efectivamente, Eduardo. No me falta imaginación.

¡Y que lo digas! Solo hay que ver la cantidad de obras que tienes. Háblanos de ellas.
Obras terminadas tengo cinco… al margen de aquella escrita en la adolescencia.
Con la primera probé a comunicar con un posible lector de novela juvenil: El talento de Nano.

El talento de Nano
Esta obra me abrió las puertas, no de las editoriales, sino de los lectores. Aunque era un público joven, sus comentarios me hicieron pensar que tal vez valía para esto.

Después vino un proyecto mucho más ambicioso que, aunque sé que en él se percibe falta de madurez literaria por mi parte, me siento muy orgullosa de haberlo parido. Hablo de La última vuelta del scaife.

La última vuelta del scaife
Es una novela histórica cargadísima de emociones en la que, además de contar multitud de hechos referidos a nuestro pasado reciente y viajar por medio mundo, quise plantearle al lector muchas preguntas a través de los personajes.

Sé que esta novela es, de alguna manera, tu favorita.
Sí. Será por el mensaje que transmite, por lo duro que resultó el trabajo de investigación, por los dos años completos que me llevó escribirla, porque creo que en ella hay mucho de mí… seguramente por todo eso junto, Eduardo.

¿Qué otros trabajos tienes, Mercedes?
La siguiente es una especie de consecuencia de lo tocada que me dejó la que estamos comentando, unido al nacimiento de un pequeño en casa. Decidí darme un respiro y contar una historia que no me exigiese tanto tiempo y concentración y escribí Maldita, una historia con la que me permití sacar muchos sentimientos que estaba viviendo en ese momento.

Maldita
Después sentí la imperiosa necesidad de homenajear a mi abuelo, tal vez la persona más importante de mi niñez. Así es como surgió Pretérito imperfecto, una obra que finalmente supuso una complejidad inesperada para mí; no es fácil fabular basándote en sentimientos vividos en primera persona.

Pretérito imperfecto
¿Qué tendrán ciertos abuelos? Es curioso, Mercedes. Mi abuelo también fue la figura más importante durante mi niñez y pre-adolescencia  Y también tengo en la recámara una novela biográfica sobre él. En fin…
Si os fijáis, queridos lectores del blog, cada vez que Mercedes escribe una obra, ésta va acompañada de sentimientos.
Ya te decía al principio que expreso mejor mis emociones con la novela.

Bueno, has dicho que tenías cinco. Me falta una.
El marginado.

No me suena, Mercedes.
Claro. Es que aún no ha visto la luz. Espero que sea pronto. Cruzaremos los dedos.

¿De qué trata?
Pues, verás, el protagonista principal tiene una mutación genética que… ¡ah, no! Tendrás que averiguarlo cuando se publique.

Pues nada. Habrá que esperar, porque no nos vas a decir mucho más, ¿verdad?... Vale, tu sonrisa me responde.
Cuando escribes, ¿en qué te inspiras?
No sabría contestarte a esta pregunta con exactitud. Creo que simplemente en lo que me inquieta en ese momento. Lo cierto es que todo lo que me rodea me inspira historias para contar… qué se yo, miles.

Derroche de imaginación, sí señor.
Una cosa: ¿has intentado publicar tu trabajo por los medios tradicionales, agentes literarios, editores, distribuidoras…? ¿Cuál ha sido tu experiencia al respecto?
Sí, aunque no he insistido demasiado, la verdad. De hecho, he publicado dos obras en papel. Pero la experiencia no fue la deseada, así que, mientras no tenga una propuesta seria y honesta, creo que me lo pensaré mucho para volver a caer en la tentación.

Sin embargo, sí publicas en Amazon. ¿Cómo llegaste hacerlo y de qué manera valoras tu experiencia ahí?
Creo que como la mayoría, por aburrimiento y desesperación. Tienes obras acabadas, metidas en un cajón… Y piensas, ¿qué puedo perder?
En cuanto a la experiencia, puedo decir que ha sido buena en general. Ahora tengo muchos más lectores, que es lo que importa. Pero el tiempo invertido… ¡uf! La autopromoción puede llegar a ser agotadora.

Hablemos de eso. ¿Qué haces para promocionar tu trabajo?
De todo. Promociono en Twitter, Facebook, páginas literarias, clubes de lectura… Hay algo indiscutible: nuestros libros, me refiero a los de los autopublicados, solo nos tienen a nosotros. Mientras las obras de las grandes editoriales tienen una plataforma de promoción inmensa, los escritores no conocidos solo contamos con nuestro ingenio y el tiempo que podamos dedicar a este menester. He podido comprobar que solo hay dos caminos para darte a conocer como autor: desnudarte en una televisión (o lindezas similares) o llegar al “escaparate”. Luego los lectores, que para mí son dioses, esté o no de acuerdo con sus gustos, decidirán si la historia merece mantenerse. Esta lucha es realmente demoledora para el escritor. Muchos piensan que aquellos que peleamos a diario por nuestras novelas somos unos pobres “sin nombre” empeñados en ser lo que nunca conseguiremos, unos pesados que venden humo. Afortunadamente, también los hay que ya se han desengañado a base de comprar ese último título con el que tropezaron en la puerta del híper, y nos dan una oportunidad. A aquellos, me gustaría gritarles: “¡Desarrolla tu criterio! ¡No permitas que te digan lo que te gusta y mucho menos lo que sientes! ¡Habla por ti mismo, puñetas!”. En ello estamos.

Mercedes, ¿tienes entre manos algún proyecto? ¿Puedes compartir algo de él?
Sí, claro, ¿qué escritor que se precie no tiene siempre un proyecto entre manos? He vuelto a la novela histórica. Así que aquí me tienes, viendo documentales, cogiendo apuntes, preguntando a expertos, buscando libros sobre el tema… creo que tengo un punto masoquista.
Es curioso, es la primera vez que tengo el título muy claro antes de terminar la novela: se llamará El esclavo que sabía leer.

Suena genial, muy literario.
Gracias.

¿Qué esperas del futuro?
¿Lo que de verdad espero? Sinceramente, la muerte. Es una simple espera, no sé si con su punto de esperanza. Mientras tanto, seguir disfrutando de mi oficio y, sobre todo, tener  quien lea mis locuras. Los lectores han despertado mi vanidad como escritora, ¡cachis!, y ahora ya no me conformo con escribir. Soy pecadora, lo sé.

Deseo que eso que esperas, que por otro lado dicen que es “ley de vida” (curiosa la paradoja, ¿no os parece?), ocurra dentro de mucho, mucho tiempo.
Desde luego no va a ser ahora, aunque te coloque en el paredón y delante de “la ametralladora”, 6 preguntas directas con respuestas rápidas:
Estoy lista. Dispara.

¿Un color? El azul ultramar.
¿Un cantante, grupo o tipo de música preferido? No tengo género concreto. Si me pone los pelos de pie, me gusta. Aunque reconozco que muero por Supertramp. Son los únicos que han conseguido meterme en un concierto. Y, ¡madre mía!, cómo lo disfruté.
¿Tu comida favorita? Huevos fritos con patatas. Soy muy sencillita yo para muchas cosas.
¿Un libro imprescindible? Sin lugar a dudas, y especialmente para el escritor, La montaña mágica, de Thomas Mann.
¿Un autor/autora a quien admires? Dos: Hermann Hesse y Thomas Mann. Sí, tengo especial debilidad por la elegancia y estilo de los autores alemanes del siglo pasado. Me han enseñado mucho, sobre todo a controlar la autocomplacencia en mis textos. Bueno, estoy en ello.
¿Un deseo? De nuevo, sin lugar a dudas: que no haya ni un ser humano que se acueste con frío, hambre o soledad. Después ya nos pondremos otros retos.

Pues ya está, Mercedes. Muchas gracias por acercarte por este sencillo blog.
Y tú, el que lee, ya lo sabes: Si buscas una autora mágica y agradecida,  de enorme talento, con  una capacidad especial para transmitir y generar emociones, de elegante estilo literario y de prosa fácil, ágil y amena, pero profunda y emocionante a la vez, no lo dudes: MERCEDES PINTO MALDONADO.
Si pinchas en la foto enlazarás con su blog Soy mi palabra. Y si lo haces sobre las imágenes de las obras, enlazarás con la página de Amazon, donde podrás descargarlas en un solo clic. No me digas que no te apetece…

Y si esta semana hemos hecho sonar las zambombas para recibir a Mercedes, la semana que viene los que tomen las uvas podrán hacerlo con otra autora indie, es decir, atrevida, creativa y diferente, que son sus virtudes principales: Carmen Grau. Y comprobaréis cómo estas tres cualidades se funden en ella.
Así lo pienso, y así lo escribo.

29 comentarios:

  1. Mercedes es alguien con una gran imaginación, y es muy generosa con sus compañeros siempre. Ha habido días de esos que te entran ganas de tirar la toalla y un tuit de ella, recomendando mi novela, me ha hecho reaccionar y pensar que si ella la empujaba, yo que soy su madre debería hacerlo con mucha más razón.

    Yo, que he leído ya dos de sus novelas, me quito el sombrero. Me gustaron mucho. Tengo pendiente Pretérito Imperfecto, pero el tiempo da para lo que da, y quiero ir conociéndoos a todos. Sé que ella sabrá esperar.

    Te confirmo que es muy exigente consigo misma. Hace un par de meses planeamos una entrevista que, no sé qué pasó en el proceso de creación, se convirtió en un relato a cuatro manos y lo corrigió varias veces. No se le escapa ni un detalle.

    Me ha gustado mucho la entrevista y me gustaría algún día tropezar con ella y darle un abrazo que nos debemos. Eso, estoy segura, sucederá en algún momento.

    Impaciente espero el próximo lunes conocer un poco más a Carmen Grau.

    Feliz Navidad, entrevistador y entrevistada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mayte. Solo con leer lo que escribe en las redes sociales llego al convencimiento de que tienes razón: es una mujer muy exigente. Y eso es maravilloso para los que escriben y para quienes nos leen.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Mientras leía "La última vuelta del scafie", antes titulada "Josué el errante" me pasó algo que nunca había experimentado. Me imaginé a Mercedes escribiendo la historia, delante del ordenador, con una taza de café con leche al lado y haciendo anotaciones en un folio. Es una mujer que transmite paz interior. Se la percibe serena, discreta y metódica; o al menos esa es mi impresión. Me cayó bien desde el principio.
    Solo he leído una obra suya y me encantó. Describe los personajes de maravilla y trabaja muy bien las ambientaciones, dos razones indicativas de trabajar bien.
    Enhorabuena a los dos. Felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep. A mí también me invade esa sensación solo con mirar la foto que nos prestó. Y por lo que he leído aquí y allá, no me he equivocado al presentar sus "armas de creación masiva"; es mucha la gente que confirma tu opinión sobre su capacidad de describir.
      Muchas gracias por tu opinión. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Porque me consta que no existe lo perfecto (ya me desencanté), de lo contrario diría que esta es la entrevista perfecta. Por una sencilla razón: sí, esa, literariamente hablando, básicamente soy yo. Me encanta, de veras, Eduardo, es un trabajo impecable. Aún no te he leído (no me mates), pero lo haré en breve, creo que en esta muestra está tu bien hacer, además de que me da la sensación de tenemos mucho en común y seguramente habrás escrito aquellas novelas que te hubiese gustado leer.
    No lo digas por ahí, pero creo que es la mejor entrevista que me han hecho. Muchísimas gracias, ha sido un estupendo regalo de Navidad.
    Un abrazo y ¡FELIZ NAVIDAD!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas esas cosas, que soy muy tímido y me sonrojo fácilmente. Me ha encantado hacer la entrevista; no me equivoqué al pensar en ti. Muchas gracias por tus palabras y por mostrarte tan natural ante los demás.
      Un besazo y mucho éxito, que espero ver desde cerca.

      Eliminar
  4. Por cierto, Mayte y Josep, ¡QUÉ GRANDES SOIS, PUÑETEROS! Se os quiere desde el sur. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bonita entrevista (y entrevistada). Gracias por compartir esos pensamientos y deseos. Escritora de "to la vida" como debe de ser.
    Suerte y éxitos, Mercedes. Me ha gustado mucho.

    Y saludos al entrevistador. Ah, coincidimos con las patatas fritas y huevos... ¡Insuperables!

    Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Y gracias por unirte al grupo de los que defendemos los huevos fritos con patatas como "tecnología punta".
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Ha sido una entrevista preciosa, las preguntas y las respuestas. Mucha suerte, siempre, Mercedes.

    ResponderEliminar
  7. Felicidades a los dos, un placer conocer algo más de ambos . Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Una entrevista sencillamente deliciosa y entrañable. ¡Felicidades a los dos, Mercedes y Eduardo, estuvisteis genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Frank. Con entrevistados como Mercedes resulta muy fácil.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  9. Preciosa entrevista. De Mercedes he leído Maldita y Josué el errante, ahora con otro nombre, y ya en la primera novela supe que me encontraba ante una narradora de gran talento, aunque reconozco que en la segunda se nota más el trabajo de campo. Mercedes es una buena amiga, siempre dispuesta a echar una mano, agradecida, ¡una excelente persona!

    ¡Felicitaciones a ambos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca. Una de las razones que me llevaron a pensar en Mercedes fue precisamente su disposición para apoyar a los demás. Y si encima rebosa talento...
      Un beso.

      Eliminar
  10. Me encanta tu blog, Eduardo. Lo espero cada lunes con impaciencia para leer las entrevistas que haces a los compañeros y conocerlos un poco más. Yo también voy leyendo las obras de todos. A veces encuentro a un escritor o escritora que me gusta mucho y quiero leerme todas sus obras, pero como dice Mayte, también quiero dar oportunidad a los demás, así que se me van acumulando. De Mercedes tengo un par de novelas esperando en mi Kindle y hace ya mucho tiempo que quiero ponerme con ellas. Creo que gran parte del trabajo de los escritores independientes para vender libros es vender nuestra personalidad, ya que no somos tan conocidos, y tú, con tus entrevistas, consigues hacerlo por los demás. Mercedes ya me caía bien, pero ahora mucho más, y lo más importante es que con sus respuestas me doy cuenta de que por fuerza tiene que ser una excelente escritora. Felicidades a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmen. Lo cierto es que estoy disfrutando mucho haciendo esta serie de entrevistas. Me ayuda a integrarme en un grupo fantástico y a conocer a quienes están ahí. Cómo cambiarían las listas de los libros más vendidos si más lectores conociesen a los indies. Pero en ello estamos.
      Por cierto, ya ha comenzado la cuenta atrás para ti: tic, tac, tic, tac...
      Un beso.

      Eliminar
  11. Enhorabuena por la entrevista, Eduardo y Mercedes. Ambos transmitís una profesionalidad que invita a leeros y, lo que es mejor, una personalidad que me atrae. Llevo muy poquito tiempo en este universo Amazon que ya muchos parecéis dominar y me está encantando conoceros a todos e ir leyendo vuestas historias, poquito a poco, tal y como comentan algunos compañeros. Gracias por ayudarme a aprender y por demostrarme lo que siempre he creído: ¡si se quiere, se puede! y ¡los sueños pueden hacerse realidad! Abrazos y mucha suerte a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Berta. Los sueños están ahí para hacerlos realidad. Y no te preocupes, el "novato" sigo siendo yo. Si no, pregunta por ahí, jajaja.
      Un beso y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  12. De mi "tocaya" Mercedes, como cariñosamente nos llamamos, que puedo decir: Con esta entrevista la conozco un poco más y veo que tiene gustos muy similares a los mios: literatura y pintura, con la diferencia que yo ni escribo, ni pinto. De Mercedes, de momento, sólo he leido La última vuelta del Scaife, libro que me entusiasmó tanto por su trama como por su excelente prosa que os recomiendo leer a todos. Mercedes es una persona que continuamente está ayudando con sus diferentes enlaces a muchos de sus compañeros.... Desde aqui te digo, y no es la primera vez, que tendo que leer mas libros tuyos.
    Felicidades a los dos por la entrevista y un beso.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias por tu comentario y apoyo constante, Mer. Los indies te debemos mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Genial entrevista, Eduardo, me ha encantado.
    Y Mercedes, que ya te admiro antes de leerte, he de hacerme con alguno de tus títulos! Supongo que ahora, después de esto, probaré con la Última Vuelta del Scaife, pero les tengo ganas a todas!

    De ti diré que eres una gran compañera, y me siento muy agradecido de contar contigo en twitter, facebook y en definitiva, en nuestro camino literario.

    Muchísima suerte a ambos!!
    Abrazos!
    Chris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chris. Ha sido un placer conocer y dar a conocer a esta maravillosa compañera.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  15. Muy bonita conversación, sí que es verdad... parece una entrevista de ésas que se hacen mirando al mar. Me da envidia cuando se dice que la novela lograda hizo viajar al escritor, en este caso escritora, por medio mundo.
    Bonita de veras. Hasta me ha relajado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta recibir opiniones como la tuya, Díaz-Rullo. Muchas gracias.

      Eliminar
  16. Linda entrevista. Me llamó la atención Maldita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer este post y comentarlo, Idiana. No he tenido el gusto de leer Maldita, pero conozco muchos lectores que admiran el gran trabajo que Mercedes hace en ella. Así que no dudes en adquirirla y, si te gusta, hacérselo saber a ella. Un saludo.

      Eliminar